Existen varios métodos de Cambio de Cheques, también existen diferentes lugares en los cuales una persona puede hacer el proceso de cambio, están las entidades bancarias tradicionales, pero también existen otros establecimientos, en los cuales reciben el cheque y efectúan el cambio del cheque por dinero en efectivo.

El procedimiento normal del cambio de cheques es cuando se acude a la entidad bancaria y la persona se dirige hasta la taquilla para efectuar el cambio, en un primer momento el cajero que recibe el cheque, solicita la identificación de la persona que está haciendo el cambio, por ello es importante tener el documento de identidad consigo, después de que verifica que la identidad de la persona que cobra el cheque es la misma que está en el documento, luego se procede a firmar por la parte posterior del cheque, colocando el nombre, el número de documento de identidad y la firma, en algunos casos se solicita que se deje también la impresión de la huella digital, además de que se procede a tomar una foto de la persona para los registros de seguridad.

Ya después de todo eso solo queda esperar a que el cajero del banco le de el dinero en efectivo.

En los últimos años se ha creado un nuevo modelo para el cambio de cheques, y éste consiste en que un establecimiento (que no es una entidad bancaria) recibe el cheque y lo cambia por dinero en efectivo, este método generalmente lo utilizan las personas que no poseen cuentas bancarias, o que simplemente no pueden o disponen del tiempo para ir a una agencia bancaria.

Existe un procedimiento de seguridad que deben seguir los establecidos capacitados para hacer estos cambios de cheques, y además en algunos países, se emite un certificado de cambio, el cual permite autorizar, al establecimiento, a poder ejecutar este tipo de transacciones. Para los dueños de locales, es importante que su personal esté debidamente entrenado para realizar ese tipo de cambios, ya que se deben seguir ciertas normas de seguridad, además de solicitar algunos requisitos para obtener la identidad del portador y  confirmar el cambio. Al seguir todos estos pasos, se puede evitar eficientemente cualquier tipo de estafa o delito.

Al hacer este cambio, el establecimiento cobra un porcentaje por la transacción.

Una de las ventajas de realizar este tipo de cambio es que el portador del cheque se evita del engorroso proceso de a ir una cuenta bancaria, además de que se evita el tráfico, las colas y los demás factores que resultan en algún momento molestos.

Esta es una excelente alternativa para aquellas personas que necesitan dinero efectivo de manera rápida y segura.

En todo caso cambiar cheques debe hacerse en lugares seguros, es decir, certificados, o que tengan reconocida trayectoria en este tipo de transacciones, no es guiarnos solo por una publicidad y un establecimiento bonito, es saber que el sitio que  realice estos cambios son establecimientos que ejecuten  debidamente todo el proceso y la entrega del dinero sea de manera inmediata.